Productores mexicanos de tomate deben pagar arancel de 17.5%: Cázares

El Departamento de Comercio de Estados Unidos envío una notificación a los productores de tomate en México, donde se concluye el acuerdo de suspensión vigente desde 2013, lo que implica un arancel para las exportaciones mexicanas, así lo dio a conocer Manuel Cázares, vicepresidente del Sistema Producto Tomate Nacional.

A pesar de que el día martes, en un comunicado, el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) señaló que no habían recibido notificación formal por parte del Departamento de Comercio, los productores no pagarían la cuota compensatoria (arancel) de 17.5 por ciento.

Sin embargo, en entrevista para Aristegui En Vivo, Cázares explicó que por la tarde del martes recibieron el documento, lo que significa que los productores mexicanos ya tienen que pagar la cuota compensatoria.

Cázares considera esta acción “es una injusticia” lo que está haciendo Estado Unidos, ya que no ha demostrado que se cometió una infracción para suspender el acuerdo.

Detalló que los productores del estado de Florida, en Estados Unidos, acusan a sus homólogos mexicanos de vender por abajo del precio del costo.

“Eso no es cierto. Nosotros no producimos para vender barato y perder dinero, y se los hemos documentado, lo que pasa es que los productores de Florida se quedaron dónde están y nosotros avanzamos con más variedad, con nuevas tecnologías, tenemos una calidad mucho mejor que la de ellos y la preferencia del consumidor de Estados Unidos, ese es el delito que cometimos, que dicen ellos”, abundó.

Cázares destacó que los productores mexicanos tuvieron la habilidad y visión de cultivar diferentes variedades de tomate rojo, como: bola, uva o cherry, así como de no venderlo a granel sino darle un valor agregado.

Expuso que mientras que el tomate de Florida lo fuerzan a madurar a base de químicos, en México el proceso es natural, lo que genera una diferencia en el sabor y la pulpa.

De acuerdo con el agricultor, la aplicación del arancel al tomate provocará un aumento de precio al consumidor y llevará a los productores mexicanos a buscar nuevos mercados en otros países.

Explicó que debido a que los bancos en México no dan créditos para hortalizas, los productores mexicanos buscan a las comercializadoras en Estados Unidos y firman un contrato, en el que a cambio de semillas, fertilizantes, cartón, fletes y gastos aduanales ofrecen una parte de su ganancia, equivalente al 70 por ciento.

“El otro 30 por ciento, en parte, se paga la nómina de los trabajadores, el Seguro Social y los insumos que se compran en México… Por eso, ellos no tienen dónde perder, porque primero se cobran todo lo de ellos y después nos mandan lo que sobra a nosotros para seguir trabajando”.

Manuel Cázares, vicepresidente del Sistema Producto Tomate Nacional.

Cázares comentó que en Florida hay cinco familias que dominan el mercado de tomate en Estados Unidos; dos de ellas tienen inversiones muy fuertes en México, y lo increíble es que todas “nos están echando leña”.

“Por eso, nosotros estamos viendo que esto tiene otro fondo.”

Manuel Cázares, vicepresidente del Sistema Producto Tomate Nacional.

Aquí el documento enviado por el Departamento de Comercio de Estados Unidos:

Con información de Aristegui Noticias

0 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: